Make your own free website on Tripod.com

 TRADICIONES

santaClick para ver Fotos

plataClick para ver Fotos

juda
juda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al menu

burro
caballos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al menu

 

Semana Santa

     En muchas regiones del país una de las expresiones populares que hasta la fecha perduran son los judas de semana santa, y así como son distintas las regiones también son muy distintas y muy variadas las representaciones de este personaje.

     En Pajacuarán esta representación del apóstol traidor se presume muy antigua, tanto como la edad de la misma parroquia, pero nadie documento este hecho que es una parte importante de la identidad de este pueblito que realmente no tiene muchas cualidades.
Una de las historias ubica el nacimiento de esta tradición entre los años 1880 y 1890 justo con el inicio de la construcción de la parroquia de San Cristóbal, con la intención de que los habitantes contribuyeran para la construcción del monumento (altar de la iglesia), para después con el tiempo transformarse en una intensa expresión popular  siempre con el mismo fin de ayudar a la iglesia.
Con el tiempo el judas ha sufrido cambios drásticos tanto en indumentaria como en su finalidad; el traje se ha modificado de una manera radical, y la organización de los judas que era de la iglesia paso a ser parte de los eventos de Ayuntamiento.

Mascara:
    La mascara representa la transición del humano bajo la influencia del mal, demostrando la maldad de Judas Escáriate representado en un demonio por el pecado que cometió.
La mascara esta hecha de cartón y tiene una trompa pronunciada y dos cuernos con forma cuarto de luna y se decora al gusto de cada persona.

Mascadas:
    Religiosamente cada mascada representa la vestimenta de los apóstoles, cubriendo así todo el cuerpo del judas y adornándolas de bellísimos bordados que le proporcionan un interesante colorido y una agradable vista al traje.

Sotana, sobrepelliz y bonete:
    Son las prendas que representan al clero, y forman la parte más importante del traje por el simbolismo de la fe católica de los habitantes de Pajacuarán. El sobrepelliz se coloca sobre las sotana para después colocar una a una cada mascada; el bonete sostiene la mascara fija en la cabeza.

Calzón de manta, huaraches y faja:
     Representan a los indios que fundaron este pueblo y la humildad de la gente que lo habita.

Ligueros, guantes de piel y calcetines:
     Un pueblo como Pajacurán no tenia entre sus habitantes a mucha gente adinerada por eso estos accesorios representan a los caciques que tenían poder adquisitivo.

Chirrión (látigo) y paliacate con monedas:
     El látigo tiene dos significados, uno de ellos proviene del castigo que Cristo recibió por medio de latigazos, y el segundo proviene de los campesinos que utilizaban el chirrión para ahuyentar a las aves que se comían las cosechas.
El paliacate con monedas tiene un mero significado religioso ya que representa el pecado cometido al vender al Cristo Jesús a sus asesinos, pasa el tiempo agitándolas porque le quema la mano el pecado cometido.

    Al lado de los judas tenemos otro personaje llamado barrabas quien representa al asesino que fue liberado a cambio de Jesús. Este estrafalario personaje solo se viste con ropas viejas y mascaras de noche de brujas.
Hoy en día los judas tienen el ya tradicional concurso donde se califica el mejor traje, mejor bordado y mejor acomodo de mascadas así como la elegancia al bailar al ritmo de la banda de viento. Ganando como premio un incentivo económico y un trofeo. Los judas salen el domingo de ramos, lunes, martes y miércoles, respetando los días jueves y viernes santos y el sábado de gloria, para el domingo de resurrección volver a salir, desfilar y concursar  para finalizar con la quema del judas.

Plata del Rey

    Cada año a mediados del mes de Julio inicia el novenario de San Cristóbal, donde a diario se tiene música en la plaza y  se realizan procesiones de cada uno de los  gremios, hasta llegar a la fiesta grande que se divide en los días 24 y 25 de Julio.
Cuenta la leyenda que  un grupo de bandidos ocultos en el cerro de Pajacuarán liderados por el bandido Toscano, esperaban un cargamento de plata que por  esos rumbos pasaría para llevarlo a la ciudad de Zamora, la cual era puesta en costales sobre un burro y varios arrieros cuidaban el encargo durante el trayecto. De pronto los bandidos se abalanzaron sobre el burrito tratando de quitar los más costales posibles, pero los arrieros para proteger ese tesoro intentaban tumbar a los jinetes de sus caballos montándose en ancas, pero los ladrones se llevaron buena parte de la plata.

    En estos tiempos actuales después de las festividades religiosas como las procesiones y misas, el día 24 de Julio se representa la monta de los arrieros sobre los ladrones. Primero se adorna un burro con moños y listones de muchos colores, para después colocarle unos costales especialmente hechos para la festividad en los costados. Un grupo de arrieros pasean al burro por las calles pidiendo a grito de “agua pa’l burro” de tienda en tienda (el agua es tequila, cerveza o cualquier cosa que emborrache), para los arrieros y para el mismo burro, para después llevarlo custodiado de arrieros y personas en caballo hasta el lugar donde se efectuara la monta de los arrieros.
En un lugar bastante amplio donde los caballerangos puedan correr sus caballos a gran velocidad y a ritmo de la banda, inicia la fiesta, pues en el centro del lugar y con playeras con distintivos colores para las personas que representan a los arrieros, se disponen los caballerangos a prestar tientos para que los arrieros al momento de tomarlos intenten subirse en ancas de los caballos que los hacen correr a grandes velocidades, exponiendo su vida de tal manera que si una persona que lo intente no tiene la suficiente condición física y salud podría salir seriamente lastimado.
Una vez que el arriero suba en ancas de algún caballo sea como sea su estilo se hace acreedor a un incentivo económico y  poder ganar el concurso del arriero que más veces suba a caballos a velocidad.
 
    Para el día 25 de Julio se lleva a cabo el desfile de los gremios donde las personas arreglan sus vehículos y tractores con listones de colores y palmas para recorrer las principales calles del pueblo y lo mejor del desfile son las (exageradamente) grandes cantidades de dulces que los participantes del los carros arrojan a la gente que sale a su paso para disfrutar del colorido y la música que cada coche tiene arreglado, para después llegar a la plaza donde se aglomera la gente y una buena cantidad de bandas que los presentes pueden escuchar, mientras la plaza se viste de música, color y alegría, al pie de la presidencia municipal se comienzan a poner de acuerdo los jóvenes y no tan jóvenes para llevar a cabo el ultimo evento del día de la Plata del Rey.

Los costalazos; dentro de esta festividad, nos encontramos con otra etapa que se organiza justo después de terminado el desfile, y donde solo participan hombres por la dificultad del manejo de unos costales que fabrican con tela de raspa, y que rellenos de paja mojada se vuelven una excelente forma de sacar el estrés. La mecánica de este “juego” consta de dos bandos con igual cantidad de personas, entre esos dos grupos se coloca un apilo de costales de los ya mencionados y al momento de que el organizador de la orden los grupos al mismo tiempo se abalanzan sobre los costales pues el que primero llegue tiene la oportunidad de ceder la primer ofensiva. Se pueden observar los misiles volando de un lado para otro y en muchísimas ocasiones se sacan  a los desmayados o desorbitados (que son muchos) sin que se detenga la batalla.
Ya para finalizar la fiesta la gente vuelve a llenar la plaza en la noche para escuchar la banda que en el kiosco toca para el deleite de los presentes.

Las Posadas

     Una característica más de este pueblo son las tradicionales posadas que en todo México se realizan, pero aquí en Pajacuarán estas son de calles completas y los vecinos se organizan meses antes para comprar cuetes, hacer composturas, y poner la banda todas las mañanas sobre la calle en que tocara ese día la posada, cada familia hace su ponche para ofrecerlo a las personas que pasan preguntándoles “con piquete o sin piquete?”(el piquete es tequila), para los que gusten este método para quitarse el frío decembrino; colocan ristras al paso de los peregrinos que son cargados por varias personas, seguidos por la multitud que van rezando y pidiendo posada en las casas que corresponda hasta dejar postrados a los peregrinos en unos pesebres que realizan los vecinos al final de la calle.
Para el 24 de Diciembre se hace una gran fiesta ya que en la calle que ese año corresponde recibir al niño sacan sus mejores galas para ese evento.
La fiesta mayor de Pajacuarán es el día 1 de Enero festejando la Divina providencia; ese día no se puede ni caminar en la plaza ni camino a la feria de juegos mecánicos debido a la gran cantidad de gente que visita este pueblo ese día.

Como se puede observar Pajacuaràn es un pueblito típico de Michoacán que cuenta con gran arraigo en su estilo de vida. No lo deje de visitar si un día se encuentra por estos rumbos.